Fondant

Llamamos “fondant” a la pasta de azúcar moldeable también llamada pasta americana, fondant extendido, rolfondant …

Principalmente se utiliza para cubrir tartas, cupcakes o galletas. Aunque con determinadas combinaciones puede ser el material perfecto para toda su decoración.

El fondant  NO se guarda en la nevera, aunque el paquete haya sido abierto y utilizado.Es básicamente azúcar, y el azúcar no necesita conservarse en la nevera.  Si tenéis cuidado de no guardarlo sucio o con restos de algo que pueda descomponerse no saldrán hongos ni se estropeará.Cada fabricante marca una fecha de consumo que suele girar en torno al año. Aún abierto, y aún teñido… podéis fiaros de esa fecha, incluso es “consumo preferente” es decir que pasada la fecha tampoco estará malo pero perderá propiedades… sobre todo la elasticidad. Lo más importante es que no esté en contacto con el aire porque se hace una corteza muy rápidamente, comenzará a secarse y luego será imposible trabajar con él. Yo lo envuelvo en papel film de cocina y luego lo meto en una bolsa “tipo ZIP”. Y todas las bolsitas con fondant las guardo en un tupper para que quede todo recogido.

Para evitar que se  pegue a las superficies contamos con unos cuantos métodos. Podemos utilizar superficies antiadherentes como tapetes o plásticos. O podemos colocar en nuestra superficie (que no debe ser nunca porosa) diferentes productos para que nuestro fondant no se pegue, pueden ser grasos o secos.

♥ Grasos: tenemos Crisco (grasa vegetal), Sprays desmoldantes (aceite vegetal) o margarinas.

- La margarina al tener que conservarse en nevera no es recomendable utilizarla, ya que los restos de fondant que nos sobren al tener             incorporada margarina ya no se podrán guardar.
- El spray además de utilizarlo para muchas más cosas, cunde mucho y es muy práctico a la hora de extender el fondant.
- El Crisco dicen que a algunas marcas de fondant no les va muy bien y que cuanto más echas más se cuartea luego.

 Secos: podemos utilizar azúcar glas o Maicena (harina de maíz, fécula o almidón).

Pero hay que tener cuidado, si estiramos y volvemos a estirar repetidamente al incorporarle tanto harina de maíz o azúcar al fondant acabará resecándose y abriéndose.

Para estirar el fondant podemos utilizar rodillos de madera o de polietileno. Los de polietileno son mucho más cómodos ya que se pega menos y no te quedarán imperfecciones en el fondant.

Para evitar que el fondant se pegue en los cortadores o moldes puedes utilizar también azúcar o engrasarlos, pero ambos alteran el aspecto de la superficie de la pieza que se esté cortando o metiendo en un molde de silicona. Se puede incorporar un poquito de CMC  y de esa manera el fondant adquiere más consistencia  y no se pega. Ojo esto es sólo para moldes y figuritas… nunca añadimos CMC para que no se pegue al estirarlo ya que endureceríamos el fondant y no valdría para forrar.

Para teñir el fondant hay que amasarlo mucho hasta que se incorpora todo el colorante. Para evitar tanto manoseo se recomienda utilizar guates de vinilo, pero sólo para teñir y amasar, ya que a la hora de trabajar los pliegues del guante se marcaran en la superficie del fondant.  Sólo se puede utilizar vinilo ya que el fondant se pega al látex.

Para teñir el fondant  podemos utilizar colorantes comestibles ya sean en pasta, en gel o en polvo, pero nunca líquido. Los colorantes en polvo son los menos recomendados porque no dan colores muy intensos. Con los colorantes de gel o polvo simplemente hay que añadir un  poquito en el centro del trozo de masa a teñir y se va amasando hasta que el color está completamente integrado.

Se puede pintar el fondant una vez extendido en la tarta, cupcake o galleta. Y para pintarlo  vale cualquier tipo de colorante. Para diluir los colorantes utilizaremos siempre bebidas alcohólicas preferentemente blancas (Vodka). De esta manera evapora pronto y no estropea el fondant. SE puede pintar con pinceles, con aerógrafo, sellos y todo lo que se os ocurra utilizar. Si queremos pintar colores metalizados podemos utilizar colorantes con brillo y aplicarlos con pincel o utilizar polvos de brillo diluidos también con bebidas alcohólicas.

Y también se puede sombrear, y para ello utilizamos siempre colorantes en polvo, en seco y con pincel… podemos ponerle coloretes a los muñecos, sombrear flores, figuras etc…  Y también puedo dar tonalidades tornasoladas, brillosas o perladas con brillos en polvo.

 Con el fondant se pueden hacer decoraciones modelándolo, utilizando cortadores… pero según lo que vayas a hacer podrás sólo utilizar fondant o necesitarás agregar CMC para hacerlo algo más consistente y trabajar mejor los modelados.  Lo recomendado es por cada 250 gramos de fondant una cucharadita de CMC, pero esto dependerá de muchos factores, cómo la humedad, el clima y la temperatura de tus manos. Por lo que deberás probar tu proporción ideal y cuando la encuentres modelarás perfectamente con esta mezcla.  Esta mezcla al quedar más consistente evita que tus figuras se “aplasten”. También permite secar rápidamente figuras o accesorios y va muy bien por ejemplo para cuando se cortan tiras rectas, letras, o cosas que queremos que conserven su forma desde que las cortamos hasta que las trasladamos a la tarta.

En cambio para cosas puntuales cómo flores se utiliza pasta de goma en lugar de fondant.

Hay varias modos de pegar el fondant:

 Entre fondant:
Si el fondant que se va a pegar está “fresco” o “húmedo” y la superficie a la que se va a pegar también, se pega  con agua.
Si el fondant que voy a pegar está seco y la superficie húmeda o viceversa, también se puede pegar con agua, aunque  costará más.
Para pegar fondant seco con fondant seco se necesita pegamento comestible o glasa.

 Fondant a una tarta:
Para pegar el fondant al cubrir una tarta se pueden usar infinidad de cremas y rellenos. Normalmente se utiliza lo mismo de lo que se ha rellenado la tarta, incluso si es una mermelada… teniendo cuidado de que  no tenga tropezones. Si bien hay rellenos o cremas más espesos que hacen que nuestros bizcochos queden más perfectos a la hora de forrarlos ya que cubren todas las imperfecciones. Lo aconsejable es sólo utilizar el relleno de la tarta y evitar así seguir introduciendo más sabores. Si por el contrario no rellenamos la tarta y solo queremos forrar el bizcocho podemos simplemente pincelarlo con leche condensada.

 Fondant al cupcake:
Lo mismo que en la tarta se puede utilizar cualquier crema o dulce untando la superficie del cupcake. Es preferible que sea algo consistente para que cubra toda imperfección que pueda quedar en el cucpake antes de colocar el fondant.

 Fondant a la galleta:
Pegándola sólo con agua se logra que el fondant se ablande lo suficiente para pegarse pero que la galleta siga manteniendo sus propiedades. Siempre hay que colocar el agua en la parte posterior del fondant a pegar y nunca a la galleta.

 Fondant al porexpan(polietileno expandido comúnmente llamado corcho):
Hoy en día se utiliza el porexpan para presentar las tartas o para hacer tartas “falsas” o de muestra. Lo más sencillo es humedecerlo con agua y el fondant se pegará perfectamente.

fondant-23